Nuggets de Pavo de la Abuelita

Pavo jugoso y delicioso y si es en nuggets, mejor que mejor, porque al estar desmenuzado, la digestión es más sencilla. A los peques les volverán locos del todo, porque se comen sin darse cuenta y los podrán aderezar con lo que más les guste a ellos: salsa barbacoa, ketchup, mayonesa, salsa al yogur… en fin, cualquier salsa es perfecta para éstos trocitos de placer comestibles 😀

Ya, ya me contaréis en cuanto los hagáis (podéis dejarme mensajitos y eso, yo encantada de contestaros a todas y todos nuestros seguidores y seguidoras) y los probéis. Son, cómo explicarlo, un trocito de cielo metido en la boca; de esas cosas que cuando les das el primer mordisco cierras los ojos para saborearlo más y mejor… pues eso, así saben y así se sienten éstos nuggets de pavo cuando se comen.

Desde aquí, pido disculpas a los pobres pavos que se las tenían que ver con la Navidad, pero parecía que andaban holgados el resto del tiempo (salvo para el embutido de pavo, que también le damos buena cuenta) y ahora con el consumo de nuggets, les queda menos vida… R.I.P. por el pavo y ¡chupi por los carnisaurios como yo, porque están de miedo! 🤣🤣🤣

 

Raciones: 4
Tiempo: 10 minutos
Dificultad: media

Ingredientes:
👉🏽 Para la masa:
800 g de pechuga de pavo fileteada (cuanto más fina mejor podréis manejaros)
100 g de queso de untar (como el Philadelphia)
20 g de miga de pan
Sal
Nuez moscada

👉🏽 Para el rebozado:
1 huevo
Harina
Pan rallado
Aceite

CÓMO SE HACEN

Nota: Vas a necesitar una picadora, amasadora para que queden perfectos, pero si no tuvieras, podrás utilizar una batidora como las de toda la vida; eso sí, procura que queden bien picaditos para que al freírlos se hagan por dentro sin problema.

Cortar los filetitos en trozos pequeños y triturar. Para que no se te apelmacen, lo ideal sería que lo hicieras en dos o tres tandas en el vaso de la trituradora. Programar 8 segundos a velocidad 7.
Añadir la sal, la nuez moscada, la miga de pan y el queso. Volver a mezclar durante 10 segundos a la misma velocidad que antes, a 7.
Verter la masa sobre una bandeja y hacer porciones del tamaño que se deseen. Enharinar las porciones y pasar por el huevo batido. Rebozar con el pan rallado.
Freir en abundante aceite (el aceite puede ser tanto de oliva como de semillas, eso ya depende de vuestro gusto).
¡¡Y ya están listos para consumir con o sin salsas!!… Por cierto, para disfrutarlos a tope, lo ideal sería comerlos con una buena ensalada,  ¡estarán insuperables!.

¡Buen provecho!

SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN

 

 

 


Contenido relacionado:
Publicado en Recetas Caseras: Carnes y Pescados y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *