Atún encebollado, receta de la Abuelita

Hay que probarlo para saber de lo que hablo. Ya de por sí el atún tiene un sabor muy potente y si lo rebajamos con el dulzor de la cebolla que lo inundará como en un hálito ¿os imagináis qué cosa tan rica?… Deja un regusto maravilloso y apetece seguir y seguir comiéndolo…

Si queréis NO ENGORDAR lo único que os puedo aconsejar es que evitéis utilizar pan con ésta receta, porque ¡ apetece el “moji que te moji” (como diría mi abuelita) que no veas ! … esa cebollita aderezada con el vinillo blanco ¡madre mía, qué bueno está!, aunque la receta en sí tiene poquísimas calorías, vaya que es apta para los que os cuidáis 😉

Estoy convencida de que cuando la saquéis adelante y la probéis, os guardaréis ésta ficha como oro en paño, porque no querréis perder la oportunidad de volver a probar vuestro Atún encebollado; y si lo preparáis en un evento familiar… ¡¡no querrán irse de tu casa jamás 😂😂😂!! … o te pedirán un tapper para llevarse algo, si es que sobra, porque es uno de esos platos con los que te ahorras los “trapos viejos”, como llama mi madre a los restos de comida que, de vez en cuando, saca y reparte casi como si de un menú se tratara.

 

Atún encebollado de la Abuelita

Raciones: 4
Duración: 35 minutos
Dificultad: fácil

Ingredientes:

800 gr. de atún cortados en taquitos de 2 cm. aproximadamente
2 cebollas
2 dientes de ajo
1/2 vaso de vino blanco para cocinar
2 cucharadas de vinagre de vino
1 hoja de laurel
abundante aceite de oliva
sal y pimienta

CÓMO SE HACE

En una sartén mediana o grande echamos la mitad del aceite y ponemos a dorar los tacos de atún. Cuando estén doraditos, los reservamos.
Se añade el resto de aceite en la sartén y metemos los ajos para dorarlos; en cuanto estén, añadimos las cebollas cortaditas en juliana y la hoja de laurel.
Dejamos que poche a fuego medio durante unos 20 o 25 minutos. Cuando veamos la cebolla transparente es que ya está lista y será cuando añadamos la cucharada de vinagre. Remover bien.
Añadir el vaso de vino y dejar que el alcohol se evapore.
Ahora añadiremos los tacos de atún que ya teníamos preparados y dejamos que se reduzca el vino a fuego medio.
Sólo falta salpimentar y… servir.

Te aconsejamos freír unas patatas cortadas como para hacer tortilla de patatas, en lascas redondeadas y finas y añadirlas a la sartén a la vez que el atún. Conseguirás una guarnición extraordinariamente rica con tus patatas fritas y guisadas a un tiempo.
Otro consejo: no toquéis el atún en lo posible y evitar mojarlo, no hace falta usar agua para limpiarlo, con un simple paño seco es suficiente. Es la fórmula para que no pierda su aroma inconfundible y sepa aún más rico.
¡¡Buen provecho!!

SUGERENCIAS DE PRESENTACIÓN

 


Contenido relacionado:
Publicado en Recetas Caseras: Carnes y Pescados y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *